Spectre

Un cocktail puro Bond mezclado, no agitado

spectre-banner

Tres años después de que Skyfall (2012) fuese alabado por la crítica como el mejor film de los cincuenta años del universo 007, Spectre se erige como la culminación argumental y artística, representada en el logo de la organización criminal, del intenso camino que Casino Royale (2006) emprendió hace ya diez años hacia la atormentada alma de Bond. El arquetipo, ciertas veces plano, del agente duro y seductor adquiere humanidad con el 007 de Craig, cuyo soberbio carisma participa del proceso de restauración de esa elegancia estética que se había perdido en Muere otro día (2002), que se tambalea en Quantum of solace (2008), y que alcanza grandiosidad bajo la dirección de Sam Mendes, entre las solemnes voces de Adele y Sam Smith, y con la elección de un villano de lujo y dos chicas Bond que brillan con luz propia. Para prueba: el firme desfile inicial de Daniel Craig entre la multitud de calaveras mexicanas; las extraordinarias persecuciones en coche por la rivera del Tíber, en lancha por las aguas del Támesis o en avión por las montañas nevadas de Austria; el certero avance de Monica Belluci, una auténtica donna italiana, puerta tras puerta hacia la muerte; la estampa de Craig y Léa Seydoux, principal eco del glamour del Bond de Sean Connery, en el desierto, solos, recién bajados del tren; y la magnánima primera aparición de Ernst Stravo Blofeld en una reunión clandestina propia de la Italia renacentista e interpretado por un Christoph Waltz cuya amenaza logra inquietar tanto o más en las escenas en las que ni siquiera aparece.

Punto fuerte: La perfecta combinación de sus ingredientes hacen de Spectre un delicioso Martini con sabor a esencia 007.

Punto débil: Al genuino potencial malévolo de Christoph Walz se le podría sacar más partido.

Puntuación: ★★★★☆

3 comentarios en “Spectre

  1. Lo primero, mi enhorabuena por empezar con muchas ganas y trabajo este blog sobre cine. Suerte!
    Hace unos días fui a ver Spectre y tengo que reconocer que tras la magnífica Skyfall esta última parte de la saga me a defraudado un poco. En mi opinión debéis haber seguido dos de la vías de la anterior película: que el malvado no quiera dominar el mundo, si no venganza por haber sido traicionado por M y segundo, esa parte oscura que nos insinúa en el pasado del Bond. Y propongo una tercera vía: un malo mujer?? Voto por Mate Blanchett!!

    Me gusta

  2. Ante todo, muchísimas gracias, Jorge, por leernos y por iniciar el primer debate -de muchos, espero- en torno a nuestras críticas e ilustraciones.
    Lo que dices es muy interesante. Estoy de acuerdo contigo en que con ‘Skyfall’ la saga 007 alcanzó una cima y que se debió, entre otras cosas, a eso que tú aprecias: la elección de un villano con motivaciones personales y el avance hacia el pasado oscuro y humano de Bond. Además, la crítica también ha visto en el hecho de crear un equipo de espías (Q, el nuevo M y Monypenny) en torno al agente uno de los aciertos del film. ¿Qué piensas? Respecto a ‘Spectre’, yo creo que la única manera de continuar en esa cima era inyectarle otro toque característico a la estética ya encontrada. De ahí todos los ecos al Bond más clásico. Por eso a mí me ha gustado tanto.
    Y, por último, no se me había ocurrido, pero resultaría muy enriquecedor que prescindieran de esas malvadas mujeres seductoras que trabajan para un villano superior y que el malo malísimo fuera un personaje femenino. ¡Cate Blanchett sería perfecta!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s