Dentro del Laberinto (1986)

Larga vida al rey Jareth

laberinto2

 

El cine fantástico juvenil encuentra su momento de esplendor en los ochenta, década que nos ha legado importantes joyas cinematográficas capaces de brillar aún más bajo el prisma de esa nostalgia que hoy evoca sus inocentes, pero fuertes, ganas de soñar. Las hay para todos los gustos y cada cual tiene su favorita: desde La princesa prometida (Rob Reinner, 1987), con una jovencísima Robin Wrigth perdidamente enamorada de aquel que solía contestarle “como desees”, hasta los mágicos acordes del tema central de La historia interminable (Wolfgang Petersen, 1984), pasando por Willow (Ron Howard, 1988) o Dentro del laberinto (Jim Henson, 1986), a la que el magnetismo del rey Jareth, alias David Bowie, la hace resplandecer con más intensidad.

El argumento de esta última, en cuya dirección se hallaba el creador de los Teleñecos, quien pretende conmemorar el trigésimo aniversario del film con una especie de remake, de seguro que ya es más que conocido por nuestros lectores: Sarah, una adolescente Jenniffer Connely, tras convocar en un arrebato de rabia al rey de los Goblins para que la libre de su hermanastro, ha de adentrarse en el laberinto que rodea al castillo del rey Jareth si quiere rescatarlo, hazaña para la cual contará con todo su ingenio y con la ayuda de los entrañables Hoggle, Ludo, Sir Didymus y su fiel perro Ambrosius.

No obstante, como todo cuento de hadas, este, que muestra claras referencias a Alicia en el País de las Maravillas, a las campanadas de Cenicienta y a la fruta envenenada de Blancanieves, trasluce una profundidad psicológica más oscura pues, entre las acepciones simbólicas atribuidas a los laberintos, estos suelen aparecer como representaciones del subconsciente humano, de caminos que “conducen al interior de sí mismo, hacia una suerte de santuario interior y oculto donde reside lo más misterioso de la persona ” (Jean Chevalier, Diccionario de los símbolos, p. 621). Lugar que, en el caso de Sarah, está ocupado por el rey Jareth, el protagonista de su libro favorito, un hombre enigmático y tremendamente atractivo que la seduce con la garantía de cumplir sus sueños, que le declara su amor en forma de canción —“As the world falls down” y “Within you”— y que le confiesa que “he cambiado el orden del tiempo. He vuelto el mundo del revés. Y todo lo he hecho por ti.” Es decir, Sarah está experimentando un momento clave de su vida, está madurando, está cambiando de niña a mujer y, en ese laberinto que es la adolescencia, el rey Jareth simboliza esa fantasía inquietante y desconocida que la atrae y la aterra al mismo tiempo: el despertar de su sexualidad.

Sin  embargo, y por el momento, ella rechaza con determinación entregarse a él. Así que el rey Jareth se va, metamorfoseado en una lechuza, volando hacia las estrellas, desde donde canta siempre que se lo pedimos.  

Punto fuerte: el rey Jareth, sus canciones, y su poder de seducción.

Punto débil: que David Bowie no pueda volver a interpretar al rey de los Goblins.

Puntuación: ★★★★☆

2 comentarios en “Dentro del Laberinto (1986)

  1. Hola !!
    He conocido la pagina a través del concurso de los Premios 20Blogs de La Blogoteca.
    Un blog realmente interesante por cierto, ha sido toda una sorpresa, mi enhorabuena !! y ya tienes un nuevo lector !!
    Te invito también a pasarte por mi blog participante por si puedes darme algún empujoncito o simplemente quieres visitarlo:
    “Licencias de Apertura y Actividad”
    http://lablogoteca.20minutos.es/licencias-de-apertura-y-actividad-53669/0/
    o
    http://www.madridlicencias.com

    Suerte y gracias!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s